the qualitative order of resemblances...

Click image to open
Click image to open
Click image to open
Click image to open
Click image to open
Click image to open
Click image to open

ENGLISH translation by Susan Ayoob


 "Repetition as a conduct and as a point of view concerns non-exchangeable and non.sustitutable singularities.
Reflections, echoes, doubles and souls do not belong to the domain of resemblances or equivalence;
and it is no more possible to exchange one's soul than it is to substitute real twins for one another."
Gilles Deleuze


The qualitative order of resemblances and the quantitative order of equivalences


Plinio Avila



My work can only be understood at a comprehensive level.  Starting in 2006, my works can be divided into three groups that were each developed independently but which constitute a unique language that I present in the form of open questions to the viewer.  Always clearly, directly, and personally.  I use art as a means of confronting questions for which I have no answer. 


The first group is painting, from two dimensional to three dimensional, from poetic to empty.  The second group is travel notes, drawings on plane and train tickets, napkins, etc., small reflections on the pilgrimage of the artist in contemporary art.  The third group is the most complicated of alll: photography, adaptations, appropriations, videos, audio recordings and sculptures that represent a constant search for the meaning of life, identity and the existence of God.

It is in this last group that I include this series of photographs where I have taken old photos of my father and I have repeated myself or added myself to them as a double or as a brother-friend of his at the time. This work has required reinterpretation, scenography, costume, photography, lighting, digital manipulation, printing, abuse, and aging. 


The results are images that transport the viewer to a past that is neither mine nor my father’s, bur rather everyone’s.  Nostalgia for what has not been lived.  That important part of our identity that we never actually were.



Even though these images are very specific and personal, they are also a semiotic analysis of the printed image in contemporary collective memory, and are perhaps an approach to another impossible question: can one reach happiness through repetition, or even the invention of a fictitious memory? 



Deleuze defined repetition as conflicting with generality, and he divided generality into two fundamental orders that are the source for the title of this work.  “How much do I resemble my father…and in how many ways are we similar?”  As an exercise in identity, I understand who I am based on my similarity to others, and also on that which I am not. 


The first photographs, or “the qualitative order of resemblances”, are images that, in their repetitive nature, exclusively highlight differences.  My father and I (are/were(at the same age) so similar physically and in terms of our personality that this was irresistible in terms of a visual essay. 


The second group or “the quantitative order of equivalences”, is the generation of common denominators around which I can play with and even coexist with my father.  Here I intend to, as Kierkegaard did, repeat experiences and, by doing it with images, I try to generate continuous memory reinforcement throughout my life until in the future I can look back and “remember” with these photos that which I did not live. 


This is a long-term experiment of the sense one feels when remembering things or moments that have been reinforced because of a photograph.  The memory of moments that were not materially registered tends to be more vague than documented memory, but I can’t confirm that they are less accurate.  Maybe printed images are also filters that condition our future perception of the past.

When they break up, couples tend to destroy pictures of themselves together as a useless attempt to destroy memories.  With these series of pictures I am trying to do the opposite: create images that in turn create memories. 


 

Special thanks to:



My father, brother and aunts and uncles for allowing me to use the photos. 

Julián Guajardo, for the lighting and photography.  

Ruth Enciso for the haircut and clothing.

The team from Muno for their work on the production.

Thomas and John Knoll for creating the photoshop.



 

Plinio Avila

 

 

ESPAÑOL

 

"La repetición como conducta y como punto de vista concierne a una singularidad no intercambiable, insustituible.
Los reflejos, los ecos, los dobles, las almas no pertenecen al campo de la semejanza o de la equivalencia;
y así como no hay sustitución posible entre los gemelos, no existe la posibilidad de intercambiar la propia alma."
Gilles Deleuze



El orden cualitativo de las semejanzas y el orden cuantitativo de las equivalencias.
Plinio Avila

Mi trabajo puede entenderse sólo desde un nivel global. A partir de 2006, mis obras se dividen en tres grupos que se desarrollan de manera independiente pero constituyen un lenguaje único, que presento a manera de preguntas abiertas al espectador. Siempre de una forma muy personal, clara y directa. Uso el arte como estrategia para acercarme a preguntas para las que no tengo respuesta.

El primer grupo es de pintura, entre lo bidimensional y lo tridimensional, entre lo poético y lo vacío. El segundo grupo son notas de viaje, dibujos sobre boletos de avión, tren, servilletas, etc, pequeñas reflexiones sobre el peregrinaje del artista en el arte contemporáneo. El tercer grupo es el más complejo de todos: fotografía, adaptaciones, apropiaciones, videos, piezas de audio y esculturas que son una constante búsqueda del sentido de la vida, la identidad y la existencia de Dios.
 
En este último grupo se inserta esta serie de fotografías donde he tomado las antiguas fotografías de mi padre y me he repetido o agregado en ellas como un doble o como un amigo-hermano en la época. Es un trabajo que implica reinterpretación, escenografía, vestuario, fotografía, iluminación, manipulación digital, impresión, maltrato y envejecimiento.

El resultado son imágenes que transportan al espectador a un pasado que no es el mío ni el de mi padre, sino el de todos. La nostalgia por lo no vivido. Esa parte tan importante de nuestra identidad que en realidad nunca fuimos.

Si bien son imágenes muy específicas y personales, es también un trabajo de análisis semiótico sobre la imagen impresa en la memoria colectiva contemporánea, y, quizá un acercamiento a otra imposible pregunta: ¿se puede llegar a la felicidad a través de la repetición, o incluso a la invención de una memoria ficticia?

Deleuze definió la repetición como antagónica a la generalidad y la generalidad la dividió en dos ordenes fundamentales que le dan título a esta obra. "¿Qué tanto me asemejo a mi padre... y en cuántas cosas somos equivalentes?". Como un ejercicio de identidad, entiendo lo que soy a partir de mis semejanzas respecto al otro; y también a partir de aquello que no soy.

Las primeras fotografías o 'el orden cualitativo de las semejanzas', son imágenes que en su afán de repetirse, resaltan exclusivamente las diferencias. Mi padre y yo (somos/fuimos(a la misma edad) tan parecidos en lo físico y la personalidad que me parece irresistible este ensayo visual.

El segundo grupo o 'el orden cuantitativo de las equivalencias', es la generación de denominadores comunes alrededor de los cuales puedo jugar y hasta convivir con mi padre. Aquí pretendo, como lo hizo Kierkegaard, repetir experiencias y, al hacerlo con imágenes, intento generarme continuos reforzamientos de memoria en el transcurso de mi vida hasta que en mi futuro pueda ver hacia atrás y 'recordar' con estas fotos, lo que no viví.

Este es un experimento a largo plazo de la sensación que se tiene cuando uno recuerda cosas o momentos que han sido reforzados gracias a una fotografía. El recuerdo de los momentos no registrados materialmente suele ser más vago que el recuerdo documentado, pero no podría afirmar que sean menos precisos Quizá las imágenes impresas son también filtros que condicionan nuestra percepción futura del pasado.

La parejas al separarse suelen romper sus fotografías como un intento inútil de destruir lor recuerdos. Yo, con esta serie intento lo contrario: crear imágenes que a su vez creen recuerdos.

Agradecimientos especiales a:

A mi padre, hermano y tíos por facilitarme las fotos.
A Julián Guajardo, por la iluminación y fotografía.
A Ruth por el corte de cabello y caracterización.
A el equipo de muno por todo el trabajo de producción.
A Thomas y John Knoll por crear el photoshop.

Plinio Avila
 

Click image to open
Click image to open
Click image to open
Click image to open
Click image to open
Click image to open
Click image to open
Click image to open
Click image to open
Click image to open
Click image to open
Click image to open
Click image to open
Click image to open
Click image to open
Click image to open
Click image to open
Click image to open
Click image to open
Click image to open
Click image to open
Click image to open
Click image to open
Click image to open
Click image to open

 

Oración al ritornelo del tiempo
por Kelly A.K.

texto recreación a partir de la obra fotográfica de Plinio Ávila

“El orden de la calidad de las semejanzas y el orden de la cantidad de las equivalencias, 2010”

 

És um senhor tão bonito

Quanto a cara do meu filho

Tempo tempo tempo tempo

Vou te fazer um pedido

Tempo tempo tempo tempo...1

Transposición temporal, experimentación de lo efímero… si en los ojos del otro te pierdes, ¿vives en el tiempo que el otro vivió?
La dimensión de la temporalidad es una ilusión creada por los cuerpos que se restringen a vivir una sola vida a la vez, tristeza de la vulnerabilidad humana. ¿Vulnerabilidad? No es esa misma la que logra que dentro del gerundio se viva en un segundero constante que se rehúsa a finalizar…

De modo que o meu espírito

Ganhe um brilho definido

Tempo tempo tempo tempo

E eu espalhe benefícios

Tempo tempo tempo tempo...

Si dos gotas de agua se congelan en una estática reflejada por el reflejo mismo de sus seres, el espejo de los espejos en los que se desplazan cuando no se están mirando ¿se reflejan a su vez?

E quando eu tiver saído

Para fora do teu círculo

Tempo tempo tempo tempo

Não serei nem terás sido

Tempo tempo tempo tempo...

Las arrugas de uno se reflejan en las pupilas del otro; vivencias que no se advierten más que por el latir de las venas de dos manos que se enlazan dentro del vínculo del conocimiento que otorga el otro, para el otro.
Ahí, naciste.
 Ahí viviste, se dicen en el reflejo de las fotografías que únicamente pueden compartir con las historias y anécdotas que nunca se cuentan de la misma manera.

Ainda assim acredito

Ser possível reunirmo-nos

Tempo tempo tempo tempo

Num outro nível de vínculo

Tempo tempo tempo tempo...

Cuando están ahí, uno dentro de la efigie del otro, imágenes resguardadas por la nostalgia de no lograr compartir el mismo pasar de las hojas del calendario porque… ¿por qué? Ah, claro, son padre e hijo, reunidos en el ritornelo de la sonrisa que comparten, sus vidas, son dos. Pero una mientras se reflejan, son.

1 Estrofas escogidas de la canción: “Oraçao ao Tempo” compuesta por Caetano Veloso

 
[ Back ]